LOS VINOS 2020 DE FAMILIA SCHROEDER

La Vendimia 2020 terminó hace unos días y Familia Schroeder tiene el reporte en palabras de su enólogo Leonardo Puppato. Además de lo que se puede esperar en los futuros vinos, la bodega patagónica tiene novedades en varias de sus líneas para este año: la línea Familia Schroeder suma un Cabernet Sauvignon y un Blend de uvas tintas y próximamente presentará la nueva imagen de su línea reserva Saurus Select.

Una Vendimia Atípica

Tal como ha sucedido en diversas regiones productoras del país, la cosecha 2020 fue histórica y atípica -no sólo por la dificultad de la cuarentena por el COVID-19, para la cual se tuvo que tomar medidas especiales para que el personal pueda continuar con sus tareas- sino que las altas temperaturas que sufrió Patagonia en los meses de diciembre y enero, hicieron que se junten los ciclos de madurez de las diferentes variedades. “Cuando estábamos en plena cosecha Pinot Noir, los grados y los azúcares del Merlot estaban en su punto justo… y probábamos algunos Malbec y también tenían óptima calidad enológica para poder cosechar”, explica Puppato. “Tuvimos que ingresar la uva apresuradamente, contratando cosechadores temporarios para poder avanzar más rápido”, agregó.

“Más allá de esa complicación, estamos muy satisfechos con la cosecha 2020, hemos obtenido uva sana y de muy buena calidad. Podemos decir que los Pinot Noir sobresalen de manera espectacular, también hay unos Malbec tremendos con mucho potencial y mucha fruta… y los Cabernet vienen por muy buen camino”, afirma el enólogo de Bodega Familia Schroeder. “El 9 de abril terminamos con la cosecha, lo último que ingreso fue la variedad Torrontés Riojano, que es con la que hacemos nuestro espumante Deseado. Es una variedad blanca que la cosechamos sobre madura y por eso la esperamos hasta ese momento. Tenemos los blancos ya terminados. Uno puede ir probando la calidad que hay en general y realmente estamos muy conformes”, explica satisfecho.

En 2020 la Familia se Agranda

El 2020 también trae nuevos vinos en la línea ícono Familia Schroeder y a sus 3 integrantes se suma un Cabernet Sauvignon y un Blend.

Familia Schroeder Cabernet Sauvignon 2017: se trata de una Edición Limitada, 100% Varietal, con lo mejor de la cosecha, donde se destacan la complejidad y elegancia aportada por el Terroir Extremo de la Patagonia. El vino tuvo una fermentación maloláctica realizada en barricas nuevas de roble francés en la sala climatizada de la bodega y bajo estricto control. Luego, el 100% del vino, tuvo una crianza de 18 meses en barricas nuevas de roble francés. Es un vino elegante y a la vez persistente con la fruta con la madera, perfectamente integrada.

Familia Schroeder Blend 2017: se trata de un corte de 50% Cabernet Sauvignon, 25% Malbec, 20% Merlot y 5% Cabernet Franc. El vino tuvo una fermentación maloláctica realizada en barricas con siembra de bacterias lácticas. Luego permaneció entre 18 y 20 meses en barricas de roble francés con tostados específicamente definidos para el estilo del producto. Es un vino de muy buena capacidad de guarda, voluptuoso y persistente.

Ambos lanzamientos ya están disponibles, su precio sugerido es de $1895. Los vinos de Familia Schroeder son comercializados por la Consultora Umami.

Nuevas Etiquetas

Bodega Familia Schroeder inició el rediseño de dos de sus líneas emblemáticas. A fines de 2019 presentó la nueva imagen de sus varietales jóvenes, que se redefinieron como Saurus Estate. El cambio acompañó el último lanzamiento de la bodega, el Saurus Estate Red Blend 2019, un interesante corte de 40% Merlot, 30% Malbec, 25% Pinot Noir y 5% Sauvignon Blanc.

Continuando con el proceso de aggiornamiento, en 2020 Familia Schroeder presentará la nueva etiqueta de Saurus Select, primeros vinos con los que la bodega llego al mercado. El rediseño de línea reserva continúa destacando y poniendo en valor los dos pilares que forman parte de la identidad de la bodega: el hallazgo de los restos de un dinosaurio en su finca y las características del su lugar de pertenecia, el terroir patagónico, en San Patricio del Chañar, a 39º de latitud patagónica sur, una de las zonas vitivinícolas más australes del mundo, en la provincia de Neuquén. Una clara muestra de cómo el hombre transformó un desierto –que en otro tiempo fue cuna de dinosaurios– en verdes viñedos y una zona productiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s